Últimas entradas

Simone de Beauvoir: “No se nace mujer, se llega a serlo”

Simone de Beauvoir es una de las teóricas feministas más importantes del S. XX con una gran influencia existencialista en su filosofía. Empezó a indagar en el feminismo como forma de estudio. Al principio, no se identificaba con el hecho de estar siendo oprimida por la sociedad,  pero conforme avanzaba en la investigación, se empezaba a dar cuenta de la opresión y la misoginia que se practicaba contra las mujeres y de que ella también había vivido alguna experiencia misógina. Sin ir más lejos, su propio padre le había dicho “tienes cerebro de hombre” aludiendo a la inteligencia que poseía.

Para Beauvoir solo hay 2 caminos, o nos damos cuenta de la problemática machista y nos hacemos feministas o miramos para otro lado y reproducimos la problemática machista. Ser mujer no necesariamente te hace ser consciente de la misoginia del mismo modo que ser hombre no tiene por que llevarte al machismo.

Una de las cosas que hace Beauvoir es preguntarse ¿Qué es una mujer? Una mujer no nace como tal, llega a serlo. Por lo tanto existe una diferencia entre el sexo que haría referencia al aparato reproductor con el que se nace y el género que sería una construcción social con unos roles y papeles pre asignados.

La mujer no ha participado en la construcción de su género, ha sido impuesto por los hombres a través de la fuerza y la educación en roles de género. La mujer ha sido definida como Lo Otro, lo distinto, lo prescindible. El Varón ha tomado su ser como lo universal, la medida de todas las cosas y por lo tanto la mujer ha sido excluida de la propia cultura humana y de su construcción.

fear-1131143_1920

Existe una estructura para Beauvoir compuesta por Lo Mismo (hombres privilegiados y libres) y Lo Otro (mujeres oprimidas y subordinadas). Beauvoir no cree que esta estructura sea un problema, el problema es que a la mujer no se le permite cambiar el rol dentro de esta estructura, es decir, que siempre es Lo Otro y nunca Lo Mismo. La estructura perjudica solo  a las mujeres porque no les deja alternar entre Lo Mismo y Lo Otro. Aquí podríamos hacer una crítica a Beauvoir y es que, si buscamos una relación de reconocimiento y respeto mutuo, no es viable una estructura jerárquica que mantenga estructuras de subordinación.

Por último, Beauvoir habla del lenguaje como forma de empoderar a las mujeres. Por ejemplo dejar de usar “el hombre” cuando nos refiramos al ser humano o  no emplear las terminaciones en -a o en -o y reemplazarlas por -e. De tal forma que una palabra genérica, que designe tanto a hombre como a mujeres puede ser: LES ALUMNES.

El lenguaje produce efectos.

                                                                                            Por Adrián Moros (@adrixtercio)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: