Últimas entradas

Pablo Conde: «Cuando la historia se transformó en cómic, tuve claro que su carácter solidario debía trasladarse a la vida real»

Asiduo a contar historias desde una perspectiva social y crítica, el periodista y cineasta Pablo Conde se estrena en el mundo del cómic con «Miguel Ángel de la guarda», que relata la vida de un extrabajador de banca que estafó a cientos de jubilados y que se las ingenia para engañar a una pobre anciana, Milagros, haciéndole creer que es su ángel de la guarda y así evitar quedarse en la calle.

El carácter social de la obra se traslada más allá de sus páginas, ya que por cada ejemplar vendido se donan 2 euros a la ONG del Padre Ángel, Mensajeros de la Paz, y se destinan al programa «Teléfono dorado» dedicado a la atención de personas mayores en situación de soledad.

– Para ser tu primer libro, te has decantado por el cómic y eso llama mucho la atención ¿Por qué?

Porque más allá de los cuentos infantiles que consumía cuando estaba aprendiendo a leer, la primera publicación que yo recuerdo elegir por mi cuenta era el cómic. De niño siempre me ha gustado y me parece que está muy relacionado con el cine, que es lo que he estado haciendo hasta ahora. El cómic trabaja con imágenes aunque sean en otro formato y la historia que se cuenta en este libro estaba inicialmente escrita para cine. Simplemente es una adaptación a un formato que es muy visual y de ahí la apuesta por el cómic.

– Pero un cuento o una novela puedes escribirla por tu cuenta, en cambio con el cómic hay un proceso de colaboraciones constantes para poder salvar el proyecto ¿Cómo ha sido el proceso?

Sinceramente ha sido complicado, porque estoy acostumbrado a escribir mis propios guiones y luego rodarlos, controlar de primera mano todo el proceso. En cambio el cómic lo hemos trabajado entre dos, Fran Iglesias como dibujante y yo, y al principio fue complicado porque era la primera vez, no nos conocíamos de primera mano. Lo conocí a través de un amigo en común y fuimos trabajado a distancia a lo largo de cuatro años. Él tiene su trabajo, yo tengo el mío, y hemos tenido que compaginar nuestros ratos libres, nuestros proyectos en paralelo, para pasar del guion al dibujo. Yo tenía una idea muy clara de cómo tenía que ser el estilo visual, de cómo estructurar las viñetas, mientras el evidentemente iba desarrollando el dibujo con sus propias aportaciones ya que cuenta con más experiencia. Así que ha sido complicado, pero también ha sido bonito y apasionante adentrarse en un mundo como este.

Pablo Conde posando con el cómic «Miguel Ángel de la guarda»

– Cuatro años desde que escribiste las primeras pinceladas de este cómic hasta llegar a sacar el libro físico. En todo este tiempo han ocurrido muchas cosas. ¿La elección de fecha de publicación ha sido premeditada?

Realmente pasaron varias cosas. Nosotros finalizamos justo cuando comenzaba la pandemia, por lo que todo quedó parado aun teniendo el cómic listo para enviar a editoriales. Estas nos decían que todo estaba paralizado y con producciones atrasadas. Entonces por suerte entró Mata, una empresa de papelería de mi pueblo de origen, Alcázar de San Juan, que se dedica a suministros de papel sobre todo, pero también es fabricante de carpetas, agendas, cuadernos y había editado algún que otro libro, pero nunca una edición como esta. Entonces cuando vio el proyecto y todo lo que trae detrás se animaron y finalmente se decidieron por sacarlo adelante.

– Es interesante el carácter solidario de este proyecto. Parte de lo recaudado va destinado directamente a una asociación del Padre Ángel, Mensajeros de la Paz, que trabaja en el acompañamiento a las personas mayores ¿ese carácter solidario nació con el proyecto o se sumó posteriormente a él?

Cuando la historia se transforma en cómic y se iba a publicar, tenía claro que su final debía trasladarse a la vida real. Además el cómic también trata de cómo podemos ayudar a esas personas mayores que sufren soledad y se me ocurrió que estaría bien realizar esa colaboración con Mensajeros de la Paz, ya que cuentan con un programa específico de ayuda llamado el «Teléfono Dorado» y porque la figura del padre Ángel creo que enlaza muy bien con la idea del libro.

Además muy ligado el nombre, Miguel “Ángel” de la guarda…

Si porque al final Miguel Ángel de la guarda cuenta la historia de un hombre que se hace pasar por un ángel en la tierra y lo más parecido que yo conozco a eso es al Padre Ángel, no solo por el nombre si no por toda la labor solidaria que lleva haciendo durante 60 años y que más allá de religiones, creencias o ideologías es una persona que trasciende y atrae a mucha gente a colaborar y a ayudar. El dice que el mejor ejército de nuestro país es el de los voluntarios, pero los voluntarios no lo serían si no hubiera una buena causa detrás y él es el que encauza toda esa causa.

Pablo y Fran en el centro. A la izquierda el Padre Ángel y a la derecha Sandra Golpe, en la presentación del cómic en Madrid

– Es curioso observar como en tus creaciones las personas mayores y sus problemáticas son protagonistas, como en tu último cortometraje “la epidemia” donde tratas la problemática de las pensiones o este cómic donde hablas de la soledad que sufren ¿Por qué el enfoque en ese sector de la población?

Sinceramente no lo sé y esta reflexión que has hecho me la hice hace poco, porque además estoy escribiendo el guion de una película que también versa sobre una persona mayor. No sé que tengo con esa generación, pero en el caso de “la epidemia”, como periodista que trabaja en informativos, hubo un momento en el que se trataba profundamente el tema de los pensionistas y entonces se me ocurrió la idea de satirizar el tema de la corrupción económica y del poder político jugando con las pensiones. En cambio con el cómic me enfoqué más en las personas mayores que viven solas, una cuestión que desde pequeño, cuando visitaba alguna residencia y veía a personas solas sin sus familiares, me ha marcado mucho.

– Sobre el futuro inmediato tanto del cómic como de tu carrera profesional ¿Qué es lo que tienes pensado y donde tienes fijado el objetivo?

El cómic va a seguir teniendo vida, vamos a seguir haciendo presentaciones y actos para dar a conocer el proyecto y vamos a intentar llevarlo a los institutos, porque la respuesta que estamos teniendo de los lectores es que esta interesando mucho a gente joven, a gente que está entre los 12 -15 años. Esa franja de edad está respondiendo muy bien al cómic y nos parece que por la historia que relata es necesario hacerlo llegar a los centros educativos. En lo que a mí respecta debo lidiar con la falta de tiempo, me gustaría hacer muchas más cosas así que lo intento exprimir siempre. Tengo por delante un proyecto de largometraje con mi compañero Hugo de la Riva, en solitario estoy terminando de escribir un guion y sigo haciendo cosas porque al final cuando tienes tantas ganas de contar, esas historias las tienes que escribir o las tienes que sacar de alguna manera, porque si no se te quedan en la cabeza y no hay espacio para que entren otras ideas nuevas, por lo tanto hay que ir sacándolas poco a poco.

Por Ahmed Bajouich (@midoblog16)

About Ahmed Bajouich Hamdi (27 Articles)
Director de AFCAR MEDIA. Periodista, locutor y productor audiovisual, con experiencia en diversos medios nacionales e internacionales además de diferentes labores de creación de contenidos audiovisuales. No tiene límites para las buenas ideas y apuesta por ellas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: