Últimas entradas

El Nietzsche que esconde el Joker

Si hay un villano que ha conquistado los corazones de todos nosotros haciéndonos pensar e incluso empatizar con él, ese es el Joker. Primero con la brillante interpretación de Heath Ledger y recientemente con la de Joaquín Phoenix. El Joker es un personaje profundo, capaz de comerse en carisma a cualquier superhéroe que se le ponga por delante y fuera de los estereotipos del típico villano de cómic. Teniendo la capacidad incluso de mostrarnos a los buenos como no tan buenos y a los malos como no tan malos y de hacer tambalear todo nuestro sistema de valores de un plumazo.

Si en filosofía hay un pensador que puede competir contra el Joker en carisma, en profundidad de pensamiento y en cariño del público, ese es sin duda Nietzsche. Un filósofo provocador y decidido a romper las cadenas que atan al ser humano a la mediocridad.

De hecho, la última película del famoso villano nos va mostrando como paulatinamente Arthur Fleck se va convirtiendo en el Joker. Una evolución que podría verse como las etapas que el ser humano va enfrentando hasta que llega a ser el «Superhombre» nietzscheano, siendo Arthur Fleck el que inicia la travesía y, el Joker de Ledger, más maduro y con un componente político más marcado, el que la culmina.

Joker interpretado por Heath Ledger en 2008

El Superhombre de Nietzsche

Nietzsche gusta tanto porque es un filósofo que se enfrenta a toda la tradición filosófica de su época. Es un auténtico transgresor, como el Joker.

El filósofo hereda toda una tradición moral que desde la escolástica se había ido construyendo y que había conseguido cristalizar bastante bien en la teoría moral de Kant. Nietzsche toma toda esta tradición filosófica y la deshecha por completo. Niega que exista una moral porque el único ser que podría dar un valor real a la moral es Dios y este, no existe. La moral para Nietzsche es un invento de la iglesia y los poderes hegemónicos para mantener al ser humano controlado y subordinado a su autoridad. La función del Superhombre es la de liberarse de todo este código moral y, en general, la de cualquier código normativo que restrinja su libertad y creatividad para poder hacerse a sí mismo tal y como es.

Arthur Fleck, al principio de la película, es una persona frustrada y profundamente depresiva. Su sueño de ser cómico y trabajar codo con codo junto a Murray Franklin, su cómico referente y presentador de un conocido Late night show, se disipa lentamente al verse anclado trabajando de payaso en una empresa de mala muerte.  El personaje intenta adaptarse a lo que normativamente se considera humorístico e intenta autocensurar lo que no lo es y, para ello, va a actuaciones en directo de cómicos tomando nota.

Joker interpretado por Joaquín Phoenix

En esta fase Nietzsche diría que Arthur Fleck está subordinado a la sociedad, sometido a ella. Alienado intenta adaptarse al humor mainstream y a los códigos morales que lo condicionan. Para Nietzsche cualquiera que quiera llegar al Superhombre debe pasar por dos fases: la del camello y la del león.

Fase del camello

Para llegar al Superhombre, primero se debe soportar la carga del miedo, la angustia o la muerte. Esta primera fase se caracteriza con un camello vagando por el desierto cumpliendo de forma obediente lo que la sociedad espera de él.

Arthur intenta adaptarse al humor “oficial” como ya hemos dicho más arriba, acepta medicarse para intentar controlar sus problemas psicológicos y pone buena cara incluso a los que son hostiles con él. Toda esta hostilidad que recibe junto a ciertos reveses que se lleva, va generando en el personaje una serie de cargas emocionales llevan a Arthur hacia un sentimiento de frustración y depresión que le van alejando del compromiso social de hacer reír a los demás.

Arthur tomando apuntos para aprender a hacer humor socialmente aceptado

Para Nietzsche esta fase es necesaria porque es con la que el individuo se va dotando de la fuerza y la resilencia necesaria para pasar a la siguiente fase.

Fase del león

La fase del león es la fase en la que el camello definitivamente dice «NO» a la sociedad y a sus códigos normativos y usa la fuerza adquirida en la anterior fase para convertirse en león y  ser más eficaz así en la lucha por su independencia personal.

Este es el momento en el que Arthur da un paso más en el camino que le va llevando hacia el Joker y decide ir con su característico maquillaje al programa de Murray al que había sido invitado. Ir maquillado implica que Arthur esta reivindicando una identidad propia que está ya mucho más vinculada con el Joker, al ser una figura que le permite ser como él es, y deja atrás la identidad de Arthur Fleck, que tiene más de camello obediente que de león fiero.

El Joker es un personaje que nos enseña a empoderarnos, al igual que Nietzsche con su frase «Dios ha muerto». Ambos nos invitan a vivir de acuerdo a nuestra propia visión del mundo y de la sociedad. Nos enseñan a ser transgresores, provocadores y decir no al poder. Ese es el objetivo del Superhombre nietzscheano y del Joker, decir no a una sociedad carente de empatía, de respeto hacia los enfermos mentales y llena de violencia y miseria. Y esto, ningún superhéroe seria capaz de enseñarlo. Y esto es por lo que amamos tanto al Joker y a Nietzsche.

Por Adrian Moros (@adrixtercio)

Adrian Moros
About Adrian Moros (58 Articles)
Estudiante de filosofía y eterno aprendiz de mi mismo. Redactor, escritor, creador y soñador empedernido.

17 Comments on El Nietzsche que esconde el Joker

  1. Interesante artículo, pero tiene varios errores:

    1) Dice que Nietzsche hereda una tradición moral que viene desde la escolástica, pero, en realidad, la moral kantiana tiene muy poco vínculo ya con la escolástica. Su tradición es la cartesiana, filtrada por la escuela leibnizo-wolffiana y por el empirismo, y está moralmente motivado por Rousseau.

    2) Dice que Nietzsche desecha por completo esa tradición. Eso es falso. Hay parte de la tradición moderna que Nietzsche sí obvia o desecha (Hegel, por ejemplo), pero la estrategia que sigue con Kant no es la de un abandono, sino la de exigirle una coherencia que no se atrevió a tener y, en consecuencia, llevar la moral kantiana hasta sus últimas consecuencias, como lo había aprendido a hacer por Schopenhauer. Eso lo hace sobre la distinción fundamental entre conciencia moral y conciencia intelectual (cf. La ciencia jovial).

    3) Dice que Nietzsche niega la moral porque el único ser que podría dar un valor real a la moral es Dios y este no existe. La moral kantiana no se sostiene sobre Dios, sino sobre la voluntad libre y buena: eso es lo que Nietzsche critica (cf. Genealogía de la moral). Por otro lado, Nietzsche nunca afirma que Dios no existe (lo cual sería entrar al ámbito de la escolástica que Kant ya había superado), sino que Dios ha muerto: eso es muy distinto.

    4) Dice que la moral para Nietzsche es un invento de la iglesia. La iglesia, es decir, el invento de Pablo de Tarso (cf. El anticristo), es una forma de sometimiento bajo el yugo de la moral, pero no es el primero: antes están Sócrates y, sobre todo, Zarathustra (precisamente por ello lo toma como personaje, por ser el inventor de la moral).

    5) Dice que la función del superhombre es liberarse de la moral. No es el caso: esa es, como bien dice en otra parte, la función del león. El superhombre, en las 3 transformaciones, es el niño con su «santo decir sí», el que ya no niega ni a los negadores de la vida (cf. el «Sanctus Januarius» de La ciencia jovial). El superhombre ya superó el nihilismo activo, la negación de la moral propia del león; es posterior a la destrucción de la moral. Creo que esta confusión es la más importante de su texto. El Joker sólo puede llegar a la imagen del león, tal como Albert Camus, también partiendo del pensamiento de Nietzsche, hizo lo propio con su Calígula.

    6) La política con la que Nietzsche sueña para el futuro (donde prima el superhombre) es la que tiene como máxima «no temer ni hacerse temer» (cf. Fragmentos póstumos), algo que no calza con la visión política del Joker.

    7) Acaba diciendo que el Joker enseña a decir no a una sociedad carente de empatía. Eso es completamente kantiano o, en su defecto, schopenhaueriano o hegeliano, pero no nietzscheano. El término que equivale a la empatía en el léxico de Nietzsche es la compasión (predicada por Schopenhauer) y Nietzsche la repudia justamente por su mediocridad.

    • Muchas gracias por molestarse en escribir un comentario tan completo y técnico de la publicación. Es un verdadero orgullo que la gente se moleste en leer y criticar constructivamente nuestro trabajo. Y aunque tiene razón en algunos puntos, siento que es un poco injusto con el escrito.

      El objetivo de las publicaciones es trasmitir una visión filosófica determinada (en este caso las similitudes que puede tener el Joker con Nietzsche). Y esta visión se pretende dar a un público que en su mayor parte es generalista. Es decir, que no esta familiarizado con un lenguaje técnico y que tampoco quiere leer textos muy pesados y muy extensos. Por este motivo, intento primar el lenguaje sencillo y prescindir de matizaciones como la que usted hace en sus puntos primero, segundo y tercero. Esas matizaciones que en otro tipo de texto se deberían hacer (ensayos, trabajos académicos o artículos exclusivamente dedicados a Nietzsche), aquí entiendo yo que no son necesarias porque no contradice la visión nietzscheana en esos puntos y sobrecargarían el escrito. Al fin y al cabo, Nietzsche rechaza las teorías éticas que estas fuertemente sistematizadas y que se construyen con verdades preestablecidas, ya sean a través de la razón kantiana o de Dios.

      Sobre su punto cuatro, estoy de acuerdo. En ningún momento se dice que Nietzsche sea el precursor de esa idea. Pero si que es cierto que su potente filosofía ha conseguido situarle como un icono, un símbolo en la crítica a la moral religiosa.

      Sobre el punto quinto, vuelvo un poco a lo mismo. Mi idea es dar una visión del Joker Nietzscheana, no explicar en sí todas las fases y matizaciones del superhombre porque para eso, preferiría hacer una publicación sobre el tema y poder así profundizar en dichos conceptos. Tenga en cuenta que es una entrada que comparte contenido del Joker y de Nietzsche que tiene que ser entendible, no muy técnica y ligera de lectura.

      Su punto sexto es ya una visión subjetiva. Depende de la visión que cada uno tenga del Joker podrá encajar más o menos en la visión del superhombre. Por eso puedo entender que sea una entrada polémica y sujeta a debate. Yo en la visión política del Joker doy más valor al hecho de ser una visión transgresora que fuerza las normas y las subvierte (al menos en lo que se refiere al humor) y bajo esa concepción, si se puede hacer una vinculación con el superhombre Nietzscheano.

      En cuanto al punto siete tiene toda la razón ahí fue un fallo mío.

      Un cordial saludo y gracias por su comentario. Siento que con sus matizaciones esta añadiendo información extra que le puede venir bien al lector que quiera indagar un poco más sobre este gran filósofo.

    • La crítica radical a la moral hegemonía, en tanto construcción de poder ya está mucho antes, al menos desde Rousseau.
      La peli puede leerse como lo planteas; pero me parece que no estás considerando que se trata de un enfermo psiquiátrico, que se agrava por su abandono de medicación y apoyo terapéutico, de lo cual da muchas pistas y datos la trama. Por eso se aproxima al espectador, y más aún a quienes estudian y conocen las patologías orgánicas del encéfalo. Ni la risa se sale de esta situación. Saludos!

      • Avatar Beto Larran // noviembre 4, 2019 en 4:34 pm //

        Insoportable es esa critica a la critica. Parece extraida de un infame paper de la UBA. Aunque le falta poner terminos como
        » Subsumido», Cambio de paradigma «Constructo» o «Rizonómico» Igualmente es muy pedante y ocioso ; como debe ser !!

  2. Entré inmediatamente porque había notado en la peli varios paralelismos que se podrían trazar con respecto a Nietzsche pero me sorprendió que no se mencionara esta cuestión de dirigir la violencia hacia adentro en vez de hacia afuera. Cosa que después vemos que el Joker revierte y cada vez que se está por matar termina matando a otra persona, eso era muy nietzscheano y no es algo muy complejo por lo que de alguna manera quizás se lo podrías haber agregado al artículo.

    Por otro lado, yo tengo entendidio que en el Zaratustra las figuras del camello, el león y el niño que juega y crea se refieren más bien a la cuestión de la transvaloración. Cómo el camello acepta sumisamente los valores ascéticos, el león es la etapa en que se cuestionan y derriban y el niño es el que crea en el desierto, el que finalmente logra la transvaloración, colocar ahí algo nuevo y superador, algo que supere el nihilismo que viene después de la decadencia de los valores ascéticos en el caso del superhombre. En este sentido yo no sé si el Joker termina todo el recorrido, como bien indicaste puede que más bien quede en la etapa del león y la mera destrucción de los valores actuales pero en decadencia. Acá, entonces, más que nitzscheano estaría siendo anti nitzscheano. No me parece que llegue a proponer algún valor superador en lugar de los que deshecha, pero eso es una visión más personal, puede que alguien interprete que de hecho sí, lo hace.

    Quería comentar esas cosas por si de alguna manera suman en algo a lo que ya te habían comentado, pero igual está bien el artículo. Gracias por notar también los aspectos nitzscheanos de la peli.

  3. Todo depende del enfoque que se le de al Joker. Si se le da un enfoque Nihilista puro, el Joker no se sitúa necesariamente como el opuesto a Nietzsche en su totalidad, pero si que es cierto que tampoco llegará a realizarse íntegramente como superhombre. Porque el Nihilista puro rechaza cualquier tipo de moral (incluido la del superhombre nietzscheano) Por eso yo he querido salirme del enfoque Nihilista del Joker y centrarme en la parte irreverente y transgresora que comparte con el superhombre como eje para articular el escrito.

    El Joker de Phoenix técnicamente hablando no llega a la tercera fase (por eso no la menciono) pero si te das cuenta en el articulo digo «Una evolución que podría verse como las etapas que el ser humano va enfrentando hasta que llega a ser el «Superhombre» nietzscheano,siendo Arthur Fleck el que inicia la travesía y, el Joker de Ledger, más maduro y con un componente político más marcado, el que la culmina»

    Y es que en el Joker de Ledge si que se ve a un personaje ya mas construido a si mismo y con unas ideas políticas vinculadas al anarquismo que no se hasta que punto podría servirle para completar la etapa del niño final, pero que sin duda al menos el debate queda abierto.

    Me he querido salir de la típica perspectiva que se le suele dar al Joker, para aportar algo distinto. Y entiendo que como no esta muy matizado y se sobreentiende que el Joker es nihilista, se genere este debate.

    No obstante, tu visión es super enriquecedora.

    Un saludo y gracias por comentar.

  4. A la gente le gusta citar a Nietzsche por su crítica de la racionalidad, los valores morales universales (como la igualdad, por ejemplo), los griegos (Sócrates, Platón y Aristóteles), el cristianismo (especialmente el apóstol Pablo), el orden y la ciencia moderna, pero olvidan que, en lugar de estos conceptos, Nietzsche coloca la voluntad de poder, la acción sin culpa, el «yo quiero», la moral de los nobles, la diferencia y la fuerza.
    Joker es un superhombre, pero ser un superhombre es abrazar y cumplir tus deseos bestiales sin culpa. No hay nada menos altruista que Nietzsche y el Joker.

    https://portaldisparada.com.br/cultura-e-ideologia/nietzsche-esquerda-esquizofrenica-neurotica/amp/?utm_medium=disparada&utm_source=Push&utm_campaign=2019&fbclid=IwAR3HnW_GYrf-LpHkc2pUMN-5jriFUlE_37U1FpJDqlVedYWL6E2I71-n5Ls

  5. En este articulo sólo se ve a un entusiasta lector «por encima» de Nietzsche que anda buscando cuanto cosa sale, para hacer comparaciones, aunque estas no existan. Más respeto al superhombre. Por favor!

  6. El joker es un resentido no es un superhombre nietzscheano

  7. PERO QUÉ MAL!!!! EL SUPER HOMBRE DE #NIETZSCHE JAMÁS, JAMÁS PIERDE LA FIRMEZA DE SU MENTE!!!!

  8. Avatar Gerardo G. Torrelles // octubre 18, 2019 en 11:07 pm // Responder

    Un articulo muy entusiasta y atractivo, bastante inquietante; sobre todo al comparar a un esquizofrénico asesino con la más grande imagen del hombre racional creada en toda la historia universal de la filosofía… Cuidado, señores, de este tipo de interpretaciones de Nietzsche es que nacen aberraciones como el fascismo.

  9. La filosofía de Nietzsche se compone de muchos libros, simplificarla al Prólogo del Zaratustra y la fábula del camello, león y niño, es, a lo sumo, un ejercicio escolar primario, elogiable como tal, pero para relacionar de ese modo la película Joker con el autor Nietzsche es muy pobre. Hay que procurar leer más y estudiar más antes de escribir y establecer relaciones. Si fuese tu profesor de filosofía te ponía un 4 y te mandaba realizar el trabajo de nuevo.

    • Las críticas deberían ser constructivas como algunas que he leido y me parecen interesantes y enriquecedoras, no un acto de demostración de prepotencia como otras que he estado leyendo hacia el final, no habéis aportado absolutamente nada de interés…

  10. Que buen artículo. Y que buenos comentarios muy ricos. Gracias por animarte a escribirlo y permitir q todo esto se genere.

  11. Muy buena película 🎥
    Me gusto el final , cuando mata al hombre que lo invito al programa de televisión , solo para reírse de él.
    Su discurso allí se vuelve nietzscheano porque le increpa a Murray que lo gracioso, la verdad y la
    Mentira 🤥 son convenciones sociales ya prefabricadas por los de arriba, por la
    Sociedad .
    El matar a su madre lo libera, porque vivió en una mentira toda su vida al ser creyente en que era hijo legítimo , cuando en realidad había sido adoptado por una enferma mental.
    Su niñez se la había olvidado , así como el hecho de haber sido abusado.
    La Película le da otro sentido aún a lo que es Justicia Social y el Anarquismo como válvula de escape de los oprimidos sin esperanza .

  12. Noto que el articulo sobrevalora la fase de transición de camello a león. Rebelarse lo puede hacer cualquiera. Lo que cuesta y lo que verdaderamente convierte en übermensch es formar un código de valores. La transformación de león a niño. Dejar de ser nihilista para ver la realidad mas lúdicamente y cumplir un rol antes de dejar de existir. Por eso Jocker no es nada, porque carece de ideas. Simplemente quiere ver arder el mundo

  13. Todas las opiniones son interesantes. Sin embargo se olvidan que están analizando a un hombre esquizofrenico, lo que le quita validez a todos los argumentos.

Responder a Adri uno dos Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: