Últimas Noticias

Claves para una buena hidratación

En estos tiempos de calor, hace falta conocer y destacar una de las moléculas más indispensables para los seres vivos, el agua. Una molécula que está en nuestro cuerpo en más del 50% (variable según la edad y los hábitos de vida, puede llegar a ser hasta el 80%) de nuestra masa corporal.

Ésta molécula de la que hablamos es sencilla en su composición: dos átomos de hidrógeno y una de oxígeno, pero de gran importancia en el papel biológico del ser humano, en concreto a nivel molecular, además de ser esencial para otras cuestiones como la higiene, etc.

Esta molécula participa en diversas reacciones químicas cruciales para todas las funciones vitales, como transporte de otras moléculas, como disolvente de productos de excreción, participa como agente activo en la síntesis de triglicéridos o proteínas, y cabe destacar su función en los procesos de otros seres vivos, como las plantas, que mediante la fotosíntesis produce glucosa y oxígeno.

Hay muchas más funciones, pero estas son suficientes para entender la importancia que tiene para nosotros y con ello hacernos reflexionar y animarnos a mejorar y mantener un buen porcentaje corporal de agua, a través de una buena hidratación que es un hábito fundamental y saludable en nuestra alimentación, como se puede apreciar en la pirámide alimentaria donde el agua ocupa todo el puesto de la base.

Para lograr una buena hidratación y un estado saludable, el consejo general de colegios oficiales de farmacéuticos impulsa una campaña sanitaria: “5 claves en hidratación”

  • Bebe sin esperar a tener sed. La sed es una señal que nos avisa de que ya hay que beber líquidos.
  • Consume entre 2 y 2,5 litros de líquidos al día, que te los aportan los alimentos, como las frutas y verduras, el agua y las bebidas. En las comidas también es necesario mantener una adecuada hidratación.
  • Las bebidas con sales minerales pueden facilitar una mejor rehidratación. Las situaciones como el calor, la sequedad ambiental y otras circunstancias especiales pueden favorecer la deshidratación. Si tienes síntomas como sed, sequedad de mucosas y de la piel o disminución de la cantidad de orina, las bebidas con sales minerales –en concreto sodio–, y con azúcares de absorción rápida pueden facilitar una mejor rehidratación.
  • Debes hidratarte antes, durante y después si realizas actividad y ejercicio físico, aunque sea de forma moderada, ya que el ejercicio produce la eliminación de agua y sales minerales. Se desaconsejan las actividades físicas en las horas centrales del día durante la época estival.
  • Si llevas a cabo algún tipo de dieta pueden variar tus requerimientos específicos de agua y, por tanto, tus necesidades de hidratación. Sigue siempre un modelo rutinario de ingesta de líquidos durante todo el día, con especial atención en momentos de calor y actividad física.

Por Samar Douh

Anuncios

4 Trackbacks / Pingbacks

  1. Antes y durante, 21 consejos para cuidar la salud al viajar
  2. Tipos de quemaduras solares, cómo evitarlas y tratarlas
  3. Claves para mantener nuestras defensas
  4. Cómo cuidar nuestra piel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: